Existe una gran variedad de aspectos a considerar antes de perforar un pozo profundo en una propiedad. Los más importantes tienen que ver con los estudios de suelo y los trabajos técnicos que se requieren para perforar un pozo, atendiendo a las necesidades y los requisitos del cliente. Otra es la parte legal, en la que se debe llenar todos los requisitos y requerimientos administrativos para la legalización del pozo.

La primera recomendación es la de contactar a una empresa con la experiencia necesaria en hacer perforaciones profundas y sondeos, para garantizar la estabilidad del terreno y la eventual captación de agua.

A continuación, enlistamos algunas recomendaciones previas a hacer una perforación profunda:

  • Conocer la situación legal del terreno, para saber si está en zona protegida.
  • Determinar la distancia que hay entre la perforación y el pozo más próximo.
  • Hacer estudios de permeabilidad del suelo.
  • Evitar hacer perforaciones profundas a menos de 100 metros de una zona de agua pública (lagos, ríos, lagunas, etc)
  • Legalizar el proyecto ante las autoridades competentes para evitar sanciones posteriores.