La bentonita es un material que se compone de una gran variedad de minerales de arcilla, como la montmorillonita y la esmectita. Tiene propiedades muy particulares al ser expuesta al agua, ya que se dilata de forma considerable y es utilizada para proteger la invasión de fluidos en una perforación.

El lodo bentonítico se utiliza en trabajos como perforación de pozos de agua, sin embargo, también se ocupa en la perforación de pozos de petróleo y gas natural. Para ellos son utilizados lodos con base de petróleo. La bentonita forma un lodo muy denso que no pierde consistencia, aunque sea mezclado con grandes cantidades de agua. Al ser utilizado en las perforaciones profundas, pierde resistencia al ser amasado y puede ser manejado como fluido, sin embargo, al estar en reposo, vuelve a adquirir su resistencia.   

Por lo regular, se le agrega aditivos como el carbonato de calcio y el sulfato de bario, y para adelgazar la viscosidad puede agregarse goma xantana, goma guar, almidón, etc.